Recetas de Fideuá

Aunque hay quienes no hacen distinciones, no son lo mismo las recetas de fideuá caseras como las que vas a encontrar a continuación, que las recetas de fideos. Las primeras son una especialidad con mucho arraigo en Cataluña y Valencia, y cada vez más en el resto de España, mientras que las recetas con fideos en general abarcan un sinfín de especialidades. Prepárate para chuparte los dedos, porque son famosas por su carácter sabroso y apetecible para niños y mayores todas estas recetas de fideuá de marisco, de pescado, etc.

A veces, comer muy bien es cuestión de pasta; o sea, de saber cómo hacer una fideuá en condiciones, como mandan los cánones. Y eso no quiere decir que tengas que gastarte lo que no tienes, ya que si bien en las recetas de fideuá de pescado y marisco hay que ampliar un poco más el presupuesto, son también muy buena opción e increíblemente baratas (con respecto al resultado que se obtiene) las recetas de fideuá de verduras, o la muy buscada y querida de fideuá de pollo.

Si eres nuevo en esto de hacer fideuá, te recomendamos que empieces por algo sencillo y auténtico; o sea, que aprendas siguiendo la receta de fideuá catalana, antes de lanzarte a otras elaboraciones más particulares. También son todo un clásico las recetas de fideuá con sepia, una elaboración que admite muchos acabados. ¡Elige y disfruta! ¡Todas estas recetas de fideuá están aquí para eso!

  • Fideua con gambas

    Una deliciosa fideua con gambas que podemos dejar preparándose mientras tomamos el aperitivo antes de cualquier comida. Un plato rico y estupendo.

  • Fideua de pollo

    Un guiso de pasta con pollo y verduras, ideal para un domingo en familia. Sabores suaves en esta fideua de pollo que la hacen un plato delicioso y sencillo.

  • Fideua marinera

    Esta es una receta típica de la comunidad valenciana cuyo nombre significa literalmente "conjunto de fideos", una delicia para todos los sentidos.

  • Fideua de marisco

    Impresionante fideua con calamares, langostinos, pulpo, berberechos, vieiras y un toque de verdura, gracias al tomate y las judías verdes.