Recetas con Morcilla

Nuestra más sincera felicitación por delante si has llegado hasta aquí en busca de recetas con morcilla, por dos razones: porque acabas de encontrar lo que quieres, y porque estás a punto de darte un festín de padre y muy señor nuestro con uno de los embutidos típicos españoles que más muertes por salivación excesiva han debido provocar en la historia. ¡Amamos las morcillas! ¿Se nota? Pero todas, ¿eh?, la morcilla de Burgos, la morcilla asturiana, etc.

Desde la morcilla frita sin más servida a modo de bocadillo o con un contrapunto dulce que realce su sabor (con cebolla caramelizada, con confitura de pimientos, etc), pasando por las morcillas con tomate aptas sólo para aquéllos que han sido buenos durante periodos muy prolongados, hasta los tradicionales revueltos de morcilla que te preparaba tu abuela y que tal vez no hayas vuelto a probar desde entonces... ¡Nos gustan todas!

Por eso, y porque estamos ante un ingrediente muy versátil en la cocina con el que se puede hacer casi de todo, te damos la bienvenida al paraíso de las recetas con morcilla de cebolla, con manzana, o cualquier tipo de morcilla que tengas la suerte de tener entre manos. ¿Buscas recetas al horno con morcillas o prefieres quedarte en algo más jugoso, como por ejemplo unas morcillas guisadas? Sea de la forma que sea, abre los ojos de par en par si quieres aprender bien aprendido cómo cocinar morcillas de cien maneras distintas.

  • Montaditos de morcilla

    Unos montaditos de morcilla con un toque dulce de manzanas asadas y un aroma a canela riquísimo, todo sobre pan de pueblo caliente y crujiente.

  • Habas con morcilla

    Sólo 3 ingredientes principales y tendremos un plato bueno, bonito y barato. Habas con morcilla, perfectas tal cual o como tapa o aperitivo sobre una tostada.

  • Revuelto de morcilla y pimientos del piquillo

    Con un sencillo sofrito de ajos, este revuelto de morcilla y pimientos del piquillo, será un bocado más que sabroso que tomar acompañado de buen pan.

  • Empanadillas de morcilla

    Crujientes por fuera y con un jugoso relleno por dentro. Así son estas empanadillas de morcilla de arroz con manzana, fritas o al horno, tu decides.