Recuperar contraseña Crear cuenta

Buscar

Qué hacer para que no se pegue la pasta

7

Qué hacer para que no se pegue la pasta

Si vas a cocer la pasta y no quieres que se te pegue, existe un truco muy sencillo que consiste en lo siguiente: la pasta la echaríamos al agua en el momento en que esta empezara a hervir, y transcurridos 3 minutos desde ese instante, habría que echar un pequeño chorro de leche. La leche no alterará el sabor de la pasta y hará que no se pegue durante la cocción.

Trucos relacionados

8

Cómo hacer para que la pasta se adhiera a la salsa

Si queremos que la pasta, después de cocerla, se adhiera lo mejor posible a la salsa que empleemos, los especialistas en cocina recomendamos siempre no usar aceite en la cocción de la pasta.

8

Como hacer salsas más cremosas para la pasta

Una vez cocida la pasta, al colarla, reserva siempre un poco del agua de la cocción para cocer con ella los ingredientes de la salsa (en el caso de que requieran cocción), o añádela directamente a la salsa mientras la cocines. El almidón que libera la pasta durante la cocción, ayudará a que la salsa gane cuerpo y sea más cremosa.

9

Cómo hacer arroz sin que se pegue

Una vez cocido el arroz, para evitar que se apelmace, basta con añadirle un poco de mantequilla y tapar el recipiente con papel de film transparente. De este modo, con el propio calor de arroz, la mantequilla se deshará y quedará suelto para su próximo uso.

9

Sartenes, qué hacer para que no se peguen

Para que la comida no se peque en las sartenes, antes de echar los alimentos en la sartén esta debe estar muy caliente. De esta forma repelerá al alimento cuando lo añadamos y no se pegará.



Si la sartén está muy vieja y aún eso no nos sirve, podemos hacer un truco. Echamos un buen puñado de sal en ella, y sin dejar de removerla durante 3-4 minutos al fuego, le puliremos el fondo a la sartén para que luego nos sirva el truco anterior.

10

Cómo hacer para que las legumbres no produzcan gases

Para que las legumbres no provoquen gases intestinales, aparte de utilizar para la cocción un agua distinta a la utilizada para tenerlas en remojo, ayuda bastante hacer estas dos cosas:

· En primer lugar, es recomendable "asustar" las legumbres (lentejas, alubias, garbanzos, etc.) mientras se cuecen añadiendo un poco de agua fría e interrumpiendo de esta forma la cocción al menos una vez. De esta forma, se reducen bastante los componentes no digeribles de las legumbres que producen los gases.

· En el agua de la cocción de las legumbres, añadir una cucharada de comino molido también nos ayuda a aplacar los molestos gases.

Siguiente objetivo: 1.000.000 de cocinillas. ¡Únete!

Regístrate en nuestra web para poder votar y enviar recetas. También podrás participar en concursos de cocina y sorteos.Regístrate

Aviso legal Contacto ¿Quieres ser uno de nuestros chefs? Badges de colaborador Publicidad
Skip this ad

Usamos 'cookies' propias y de terceros para dar un mejor servicio y ofrecer publicidad personalizada a nuestros usuarios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las 'cookies'.