Tomate

Composición por cada 100grs. de tomate

  • Calorías 20.00
  • Hidratos de carbono 3.50
  • Proteínas 1.00
  • Grasa saturadas 0.00
  • Grasas insaturadas 0.20

Tomate - Información general

El tomate, o jitomate como se le conoce en el sur y centro de México, es el fruto comestible de la tomatera. De fuertes tonalidades amarillentas y rojizas, el tomate posee un sabor ligeramente ácido, y se produce y consume en todo el mundo tanto fresco como en forma de salsa, puré, jugo, deshidratado o enlatado. Como ya hemos dicho el cultivo del tomate se encuentra extendido alrededor del mundo, encontrando una amplia variedad de especies que se distinguen por su tamaño, tenemos desde el tomate cherry con 1 y 2 cm de diámetro, hasta el tomate beefsteak que supera los 10, o por su color, ya que aunque la mayoría son rojos o rojizos, los hay amarillos, naranjas, rosados, púrpuras, verdes, blancos, multicolor y rayados, incluso el ‘kumato’ va de marrón oscuro a verde dorado según el fruto madura. El tomate más pesado que se ha cultivado llegó a alcanzar los 3,51 Kg. y fue recolectado en Oklahoma en 1986.

Tomate - Historia

La tomatera es originaria de América, pero incluso hoy en día sigue habiendo controversia sobre el origen exacto de su domesticación, por lo que se cree que puede llegar a darse que el tomate se cultivara de forma independiente por las culturas precolombinas que habitaban lo que actualmente se conoce como México y Perú. Desde allí, los españoles llevaron el tomate a Europa en 1540, el cual creció con facilidad en los climas mediterráneos.

Tomate - Información nutricional

Como hortaliza, el tomate es un alimento con escasa cantidad de calorías. De hecho, 100 gr. de tomate aportan unas 20 kcal siendo la mayor parte de su peso agua (95 gr). Contiene casi 3.5 gr. de hidratos de carbono de los que 2.6 son azúcares simples y solo tiene 0.2 gr. de grasa y 1 gr. de proteína. En cuanto a vitaminas y minerales, 100 gr. aportan más del 20% de la c.d.r de vitamina C (13 mg), es rico vitamina A y vitaminas de los grupos B, PP y K. Aporta fósforo, hierro, calcio, magnesio, manganeso, zinc, cobre, potasio y sodio. Además aporta carotenos, como el Licopeno, que se encuentra casi de forma exclusiva en el tomate, y que posee propiedades antioxidantes que protegen al organismo de enfermedades cardiovasculares, del cáncer y del envejecimiento. Es bueno frente a las infecciones, gracias a la vitamina A es excelente para la vista, previene cardiopatías y controla la hipertensión. Es diurético y, si se utiliza sobre la piel, se le aportan propiedades antiinflamatorias y cicatrizantes. El tomate sin madurar contiene solanina, hecho que le puede convertir en tóxico llegando a producir alteraciones gastrointestinales, como diarrea, vómito y dolor abdominal, y neurológicas como alucinaciones, dolor de cabeza, etc.